El testamento cerrado

Este es un tipo de testamento en el cual el testador no dice cuál es su última voluntad. La carta se da a un notario, cerrada y se le dice que en esa carta está su testamento.

Puede estar escrito:

  • El testamento cerrado puede estar escrito su letra y debe contener su firma.
  • También puede estar mecanografiado o hecho a ordenador, e incluso escrito por una tercera persona, pero en estos casos, la persona debe firmar todas las hojas. En caso de que no pueda firmar el mismo, asignará a una persona para que haga las firmas en su nombre.

Quiénes no pueden llevar a cabo este tipo de testamentos

Los testamentos cerrados no pueden ser llevados a cabo por personas ciegas  o por personas que no sepan leer.

Tampoco pueden hacer este tipo de testamentos las personas que sean sordomudas, aunque si pueden optar a él ante un notario, las personas que sepan escribir correctamente aunque tengan este problema. Sin embargo, en estos casos es totalmente necesario que  esa persona firme ella misma  el testamento

Después, este testamento irá dentro de un sobre  cerrado, para que nadie pueda verlo si el sobre no es roto y se deposita ante un notario.

Cuando se lo entregue al notario, debe decir que ese sobre contiene su testamento y cuáles son las peculiaridades de ese testamento, es decir, si lo ha firmado él o no y quién lo ha escrito.

En ese momento, dicho notario levantará un acta de otorgamiento en el sobre que contiene el testamento y cuando el notario se lo autorice, la duela del testamento puede hacer dos cosas. Guardar ella misma el testamento o dárselo a una tercera persona de su confianza para que lo guarde y solamente lo saque en caso de su muerte.  Algo menos usado pero que también se puede hacer es dejarlo en los archivos notariales.

Cuando se tenga noticia del fallecimiento de la persona, se debe poner en conocimiento del juez antes de 10 días  que la persona falleció y que existe un testamento.  En caso de que lo haga, se hará responsable de los posibles gastos que allá podido causar a la persona que tenía el testamento.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s